Túnez: Dos hombres condenados a cárcel por sodomía. www.voguing.es

Túnez: Dos hombres condenados a cárcel por sodomía www.voguing.es

Túnez: Dos hombres condenados a cárcel por sodomía.

Túnez: Dos hombres condenados a cárcel por sodomía.

 

La policía quería usar una sonda anal en los hombres, a pesar de considerarse una forma de tortura.

 

Túnez: Dos hombres condenados a cárcel por sodomía. Tal como hemos podido comprobar en Túnez, en más de setenta países se sigue criminalizando y persiguiendo a las personas LGTBI. En trece, la condena no es otra que la pena de muerte. Un tribunal tunecino lo ha hecho efectivo, condenando a dos hombres a dos años de prisión por ‘sodomía’ el pasado 7/07/2020.

 

La policía arrestó a los hombres, ambos de 26 años, bajo sospecha de tener relaciones sexuales homosexuales el 3 de junio y el tribunal dictó sentencia el 16 de junio. Sin embargo, los detalles del caso han salido a la luz en estos dias.

 

La policía también pidió a los hombres que se sometieran a una ‘prueba de sonda anal’ . Esto a pesar de que la ONU le ha dicho a Túnez que deje de usar estas pruebas científicas que solo denigran al individui y se consideran una forma de tortura.

 

Rasha Younes, investigadora de derechos LGBT + en Human Rights Watch, dijo:

El historial de Túnez de enjuiciar activamente a las personas por conducta consensuada del mismo sexo es profundamente preocupante y una invasión flagrante de su vida privada.

 

“Si bien los estados y los organismos internacionales han elogiado a Túnez por su progreso en los derechos humanos, la criminalización y el enjuiciamiento de la conducta homosexual indican lo contrario”.

 

Una disputa sobre un préstamo condujo al arrestro

Los arrestos tuvieron lugar en Le Kef, una ciudad a 175 kilómetros al suroeste de Túnez, en el país del norte de África.

La Asociación Damj, una organización LGBT + con sede en Túnez, dijo que uno de los hombres había presentado una queja contra el otro con respecto a un préstamo pendiente. Las autoridades aprovecharon la oportunidad para enjuiciar a los hombres por homosexualidad.

 

Hassina Darraji, la abogada de los hombres, dijo que la policía exigió que “confiesen que son homosexuales”. Los oficiales intimidaron, insultaron y amenazaron con encarcelarlos. Además, les pidieron que se sometieran a una prueba de sonda anal, pero los hombres se negaron.

 

Túnez prometió a la ONU eliminar las pruebas forzadas en 2017 .

Sin embargo, Túnez le dijo a la ONU: “Los exámenes médicos se realizarán con el consentimiento de la persona y en presencia de un experto médico”.

 

Las organizaciones de derechos humanos dicen que solo pedir consentimiento no es suficiente. Los hombres sólo aceptarían hacerse el examen en caso de que los tribunales de primera instancia interpreten su negativa como un signo de culpabilidad.

 

La resolución llegó con malas noticias.

El fiscal del Tribunal de Primera Instancia de Kef acusó a los hombres de sodomía en virtud del artículo 230 del código penal.

Este artículo castiga el sexo gay con hasta tres años de prisión. Sin embargo, la sentencia de dos años que recibieron los dos hombres es más alta que el promedio para casos similares en Túnez.

 

El abogado apelará el caso mañana

Los hombres están ahora en una prisión en Ben Arous, cerca de Túnez.

Mientras tanto, Human Rights Watch ha exigido que el parlamento tunecino derogue el artículo 230 del código penal que castiga la homosexualidad. La organización dice que la ley viola los derechos constitucionales de las personas LGBT + a la privacidad y la igualdad.

 

Túnez indicó que podría despenalizar la homosexualidad en 2018, pero los conservadores religiosos están en contra de la medida. A principios de este año, los tunecinos LGTBI informaron de un aumento en delitos odio después de que algunos medios publicaron artículos engañosos que sugerían que el país había reconocido oficialmente el matrimonio entre personas del mismo sexo.

 

Los homosexuales en el mundo, gracias a la tecnología, cada vez tienen más fácil acceder a información, denunciar sus casos a organismos internacionales o incluso ligar. Aunque el director ejecutivo de ILGA advierte de una gran paradoja de nuestro tiempo. “La tecnología también representa un peligro. Claro que libera a las personas, pero hay gobiernos que gracias a ella espían a sus ciudadanos.

 

Queda mucho por avanzar en derechos LGTBI. Si el amor entre dos personas sigue siendo un delito en mas de 70 países del mundo, queda claro que algo no estamos haciendo bien en la sociedad del siglo XXI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad